No ha sido una experiencia, porque no es la definición correcta, ha sido un auténtico acierto y privilegio haber puesto en manos de auténticas profesionales el cuidado de mi boca, pues el trato, la profesionalidad y el cuidado que he recibido ha sido magnífico.
Mil gracias otra vez por todo a todas.